TODOS LOS SANTOS

sábado, 26 de diciembre de 2009

SAN ESTEBAN (MARTIR)


San Esteban, diácono y protomártir, es decir el primer mártir cristiano.

Tenemos noticias de este santo a través de los relatos que encontramos en el libro los Hechos de los Apóstoles. Era judío y helenista de la Diáspora.


Es uno de los siete diáconos seleccionados para solucionar la queja de los helenistas en la primitiva Iglesia cuando aparentemente se abandonaba la atención a las mujeres y niños cristianos provenientes del paganismo, mientras que aparentemente se daba una mayor atención y cuidado a los judíos convertidos a la nueva fe. El nombre de Esteban proviene del griego Stephanos, que significa "corona". Estos siete diáconos por su nombre y propósito parecen ser de origen griego y tenían como misión el servicio de las mesas, es decir descargar de los trabajos materiales a los apóstoles.



Esteban era vehemente en su predicación y convertía a muchos judíos a la fe cristiana incluso sacerdotes. Al ver esto, los ancianos y jefes de algunas sinagogas empezaron a elaborar planes para vencerlo y desacreditarlo. En un principio quisieron discutir con él pero terminaban vencidos. Por último lo acusaron ante el Sanedrín de blasfemia contra Moisés y contra Dios. Esteban por dar testimonio de Jesús resucitado murió apedreado en las afueras de Jerusalén. Mientras lo ejecutaban oraba por sus verdugos. Saulo que posteriormente se conocerá como el apóstol Pablo era un joven que estaba presente en aquellos momentos, aunque aparentemente no participó en el apedreamiento y se limitaba a cuidar la ropa de los que lo hacían. Murió apedreado y diciendo: "Señor, no le tomes en cuenta este pecado". Y habiendo dicho esto, murió.

El nombre de Esteban figura en el Canon Romano o Plegaria Eucarística I. Su fiesta se celebra el 26 de diciembre.

No hay comentarios:

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

Etiquetas

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

VIRGEN CON CUATRO SANTOS

VIRGEN CON CUATRO SANTOS
Como el océano recibe todas las aguas, así María recibe todas las gracias. Como todos los ríos se precipitan en el mar, así las gracias que tuvieron los ángeles, los patriarcas, los profetas, los apóstoles, los mártires, los confesores y las vírgenes se reunieron en María

Archivo del blog