TODOS LOS SANTOS

jueves, 28 de agosto de 2008

SAN AGUSTÍN OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

FRASES DE SAN AGUSTÍN

El que no tiene celos no está enamorado.

Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.

La medida del amor es amar sin medida.

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.

Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama.

Casarse está bien. No casarse está mejor.

Las lágrimas son la sangre del alma.

Quien no ha tenido tribulaciones que soportar, es que

no ha comenzado a ser cristiano de verdad.

La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que

está hinchado parece grande pero no está sano.

Mirar más sobre su vida:
http://www.corazones.org/santos/agustin.htm


VER TAMBIEN SOBRE LA BEATA MARÍA PILAR IZQUIERDO ALBERO.
http://mercedes-quieressersantoleealossantos.blogspot.com/2007/07/beata-maria-del-pilar-izquierdo-albero.html

martes, 26 de agosto de 2008

SANTA TERESA DE JESÚS JORNET IBARS



(26 de agosto)

Nació en Aytona (Lérida), el 9 de enero de 1843. Era hija de sencillos labradores muy religiosos. Y no sólo sus padres, sino toda su familia nutrió de vocaciones a diversas congregaciones.

Teresa consiguió el título de maestra. Ejerció como tal en el pueblo barcelonés de Argensola. Providencialmente, entró en contacto con un canónigo de Huesca, D. Saturnino López Novoa, que preparaba la fundación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. La experiencia comenzó en octubre de 1872. Y Teresa era la "superiora provisional", "sólo por la santa obediencia, pues no tengo capacidad para dirigir un pájaro", escribía la misma Teresa. El 27 de enero de 1873 tomaron el hábito. A los pocos días, Teresa recibió el título de directora general.

A pesar de lo revuelto del panorama político de la España de aquellos años, las Hermanitas comienzan su andadura y abren el primer "asilo de ancianos" en Valencia, con una imagen de S. José en la portería, con la muestra de lo que necesitaban en la casa: garbanzos, arroz... para que los bienhechores conocieran las urgencias y ayudaran. Después vendría la fundación de Zaragoza (1874). En 1876, Roma dio su aprobación oficial al instituto. Y las casas de las Hermanitas crecen a un ritmo extraordinario: en 1882, eran veintisiete; en 1892, noventa y una. Y habían llegado a Puerto Rico, Colombia, Cuba, Perú, Méjico... Cuando muere Teresa, las casas son ciento tres.

Una idea de cómo era Teresa nos la da lo que cuentan de ella, cuando probó la comida para los ancianos en la cocina. Al estar los garbanzos duros, le dijo a la cocinera: "Mire, hermana, si usted quiere mortificarse, mortifíquese; pero no mortifique a los demás; esfuércese por condimentar bien el cocido". Y escribió a las Hermanitas: "Cuiden con esmero a los ancianos, téngase mucha caridad, y observen fielmente las Constituciones".

Murió en Liria, el 26 de agosto de 1897. Las Hermanitas eran, en aquel momento, 1260. Pío XII la declaró beata en 1958. Y Pablo VI la canonizó en 1974.

domingo, 17 de agosto de 2008

SANTA BEATRIZ DE SILVA



De la cuna a la corte
Santa Beatriz de Silva, entre once hermanos, es hija de Rui Gómes de Silva y Isabel de Meneses.
Nacida hacia 1436 + Agosto 17,1491

De las familias nobles de Portugal donde ha nacido en Campo Maior, estaba destinada a servir en la corte. Así desde muy temprano fue educada para dama de la Infanta Isabel de Portugal que vino a casar en 1447 con D. Juan II en España.
Fue entonces que Beatriz se trasladó a la corte de Castilla 'con muy poca edad'.
“La princesa portuguesa quiso llevar consigo algunas damas de la nobleza, y eligió a Beatriz prefiriéndola entre todas, tanto por el amor que la tenía por sus buenas prendas, como por ser parienta cercana”. "Vino de Portugal a Castilla, siendo de poca edad, con la reina doña Isabel, segunda mujer del rey Don Juan".


Fuese por intrigas de algún caballero resentido ante la negativa de Beatriz a sus pretensiones, fuese por celos de la reina, que llegó a ver en ella una amante rival, cayó en desgracia de ésta.



‘Viendo la grande estimación que todos hacían de la sierva de Dios, la reina hubo celos de ella y del rey, su marido, y fueron tan grandes que, por quitarla de delante de los ojos, la encerró en un cofre, donde la tuvo encerrada tres días, sin que en ellos se le diera de comer y de beber’. Fue todo un torbellino de pasión, que quiso tronchar la vida de esta delicada flor, pero acudió en su defensa la Reina del cielo.



La Santísima Virgen María se le apareció con hábito blanco y manto azul y el Niño Jesús en brazos, y, luego de haberla confortado con cariño maternal, le intimó que fundara en su honor la Orden de la Purísima Concepción, con el mismo hábito blanco y azul que ella llevaba. Ante tan señalada merced de su Reina y Señora, Beatriz se ofreció por su esclava y le consagró, rebosante de gratitud, el voto de su virginidad y le rogó confiadamente la librara de aquella prisión. La Reina celestial accede sonriente y desaparece’




En 1436 el Concilio de Basilea estuvo a punto de se definir el dogma de la Inmaculada Concepción. Y aunque desde los principios esta doctrina estaba arraigada en la Iglesia, ahora los Teólogos seguían divididos entre “maculistas”



e “inmaculistas” desde el siglo XII. El proyecto de Beatriz era entonces un gran desafío, pues significaba dar por enteramente segura, y definitivamente triunfante, una doctrina teológica que a la sazón era aún muy apasionadamente discutida. Y durante 30 años todo fueron dificultades e impedimentos para Beatriz.


Estrella Mariana


‘Al tiempo de su muerte fueron vistas dos cosas maravillosas: la una fue que, como le quitaron del rostro el velo para darle la unción, fue tanto el brillo que de su rostro salió que todos quedaron espantados; la otra fue que en mitad de la frente le vieron una estrella,

la cual estuvo allí puesta hasta que expiró, y daba tan gran luz y resplandor como la luna cuando más luce.



Su fama de santidad era ya un fenómeno en vida. El afán por poseer la reliquia de su cuerpo, como se vio, nada más expirar, es una buena prueba de ello. Los menológios de la Orden cisterciense, benedictina y franciscana, la dan el título de ‘Beata’.

El año 1924 el papa Pío XI confirmó el culto inmemorial tributado a Beatriz como a Beata, con lo que nuevamente podía recibir culto público después de las normas prohibitivas de Urbano VIII en el siglo XVI. Reanudada la causa de canonización por Pío XII, fue canonizada solemnemente el 3 de octubre de 1976.



ORACIÓN
Oh Dios,
que hiciste resplandecer
a la virgen Santa Beatriz
por su altísima contemplación,
y la adornaste con una devoción singular
para con la Virgen María
en el misterio de su Concepción Inmaculada,
haz que lleguemos a contemplar en el cielo
tu belleza y tu sublimidad.
Por nuestro Señor Jesucristo. Amen


lunes, 11 de agosto de 2008

Himno: NADA POSEE CLARA.




Nada posee clara,
nada le pertenece;
como lirio del huerto
libre respira y crece.


Nada coge en su mano,
nada que aquí fenece;
pobre, en la cruz se abraza
con Cristo que padece.


Nada de lo que fluye
su párpado estremece;
Clara mira y escucha
al Verbo que acontece. Amén.



Ant. Ésta es la virgen prudente que, unida a Cristo, resplandece como el sol en el reino celestial.

PRECES

Glorifiquemos a Cristo, esposo y corona de las vírgenes, y supliquémosle, diciendo:

Jesús, corona de las vírgenes, escúchanos.

Señor Jesucristo, a quien las vírgenes amaron como a su único esposo,
concédenos que nada nos aparte de tu amor.

Tú que coronaste a María como reina de las vírgenes,
por su intercesión concédenos recibirte siempre con pureza de corazón.

Por intercesión de las santas vírgenes que te sirvieron siempre con fidelidad, consagradas a ti en cuerpo y alma,
ayúdanos, Señor, a que los bienes de este mundo que pasa no nos separen de tu amor eterno.

Señor Jesús, esposo que has de venir y a quien las vírgenes prudentes esperaban,
concédenos que aguardemos tu retorno glorioso con una esperanza activa.

Por intercesión de santa Clara, que fue virgen sensata y una de las prudentes,
concédenos, Señor, la verdadera sabiduría y la pureza de costumbres.

Se pueden añadir algunas intenciones libres.

Con sencillez y humildad digamos la oración que Jesús nos enseñó:

Padre nuestro...

ORACIÓN

Señor, Dios nuestro, que concediste a santa Clara un gran amor por la pobreza evangélica, concédenos, por su intercesión, seguir a Cristo en la pobreza del espíritu y llegar a contemplarte en tu glorioso reino. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.

domingo, 10 de agosto de 2008

SAN LORENZO MÁRTIR. (Coronado de laureles) Año 258.

San Lorenzo del Escorial


Altar Mayor de la Basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de el Escorial


San Lorenzo

Lorenzo era uno de los siete diáconos de Roma, o sea uno de los siete hombres de confianza del Sumo Pontífice. Su oficio era de gran responsabilidad, pues estaba encargado de distribuir las ayudas a los pobres.


En el año 257 el emperador Valeriano publicó un decreto de persecución en el cual ordenaba que todo el que se declarara cristiano sería condenado a muerte. El 6 de agosto el Papa San Sixto estaba celebrando la santa Misa en un cementerio de Roma cuando fue asesinado junto con cuatro de sus diáconos por la policía del emperador. Cuatro días después fue martirizado su diácono San Lorenzo. (ver San Sixto II [ día 07 agosto] ).


La antigua tradición dice que cuando Lorenzo vio que la Sumo Pontífice lo iban a matar le dijo: "Padre mío, ¿te vas sin llevarte a tu diácono?" y San Sixto le respondió: "Hijo mío, dentro de pocos días me seguirás". Lorenzo se alegró mucho al saber que pronto iría a gozar de la gloria de Dios.


Entonces Lorenzo viendo que el peligro llegaba, recogió todos los dineros y demás bienes que la Iglesia tenía en Roma y los repartió entre los pobres. Y vendió los cálices de oro, copones y candeleros valiosos, y el dinero lo dio a las gentes más necesitadas.-


El alcalde de Roma, que era un pagano muy amigo de conseguir dinero, llamó a Lorenzo y le dijo: "Me han dicho que los cristianos emplean cálices y patenas de oro en sus sacrificios, y que en sus celebraciones tienen candeleros muy valiosos. Vaya, recoja todos los tesoros de la Iglesia y me los trae, porque el emperador necesita dinero para costear una guerra que va a empezar".

Iglesia de San Lorenzo en Roma

Lorenzo le pidió que le diera tres días de plazo para reunir todos los tesoros de la Iglesia, y en esos días fue invitando a todos los pobres, lisiados, mendigos, huérfanos, viudas, ancianos, mutilados, ciegos y leprosos que él ayudaba con sus limosnas. Y al tercer día los hizo formar en filas, y mandó llamar al alcalde diciéndole: "Ya tengo reunidos todos los tesoros de la iglesia. Le aseguro que son más valiosos que los que posee el emperador".


Llegó el alcalde muy contento pensando llenarse de oro y plata y al ver semejante colección de miseria y enfermedad se disgustó enormemente, pero Lorenzo le dijo: "¿por qué se disgusta? ¡Estos son los tesoros más apreciados de la iglesia de Cristo!".


El alcalde lleno de rabia le dijo: "Pues ahora lo mando matar, pero no crea que va a morir instantáneamente. Lo haré morir poco a poco para que padezca todo lo que nunca se había imaginado. Ya que tiene tantos deseos de ser mártir, lo martirizaré horriblemente".


Y encendieron una parrilla de hierro y ahí acostaron al diácono Lorenzo. San Agustín dice que el gran deseo que el mártir tenía de ir junto a Cristo le hacía no darle importancia a los dolores de esa tortura.


Los cristianos vieron el rostro del mártir rodeado de un esplendor hermosísimo y sintieron un aroma muy agradable mientras lo quemaban. Los paganos ni veían ni sentían nada de eso.


Después de un rato de estarse quemando en la parrilla ardiendo el mártir dijo al juez: "Ya estoy asado por un lado. Ahora que me vuelvan hacia el otro lado para quedar asado por completo". El verdugo mandó que lo voltearan y así se quemó por completo. Cuando sintió que ya estaba completamente asado exclamó: "La carne ya está lista, pueden comer".


Y con una tranquilidad que nadie había imaginado rezó por la conversión de Roma y la difusión de la religión de Cristo en todo el mundo, y exhaló su último suspiro. Era el 10 de agosto del año 258.-


El poeta Prudencio dice que el martirio de San Lorenzo sirvió mucho para la conversión de Roma porque la vista del valor y constancia de este gran hombre convirtió a varios senadores y desde ese día la idolatría empezó a disminuir en la ciudad.


San Agustín afirma que Dios obró muchos milagros en Roma en favor de los que se encomendaban a San Lorenzo.
Iglesia de San Lorenzo de Roma

El santo padre mandó construirle una hermosa Basílica en Roma, siendo la Basílica de San Lorenzo la quinta en importancia en la Ciudad Eterna.

Iglesia de San Lorenzo al verano de Roma

Iglesia San Lorenzo Paraguay


Iglesia del Santo Sepulcro de San Lorenzo



San Lorenzo Trujillo Peru


Basílica Mexico
Oremos

Dios nuestro, que inflamaste con el fuego de tu amor a San Lorenzo, para que brillara por la fidelidad a su servicio diaconal y por la gloria de un heroico martirio, haz que nosotros te amemos siempre como él te amó y practiquemos lo que él enseñó. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

sábado, 9 de agosto de 2008

SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ (Edith Stein)


Su vida

Nació en Breslavia -hoy Wroclaw- capital de la Silesia, una región de Alemania que pasó a Polonia después de la Segunda guerra mundial, el 12.10.1891.
Sus padres, Sigfred y Auguste, dedicados al comercio, eran judíos. Edith fue la última de once hijos. Su padre murió el 1893 y su madre hubo de cargar con la dirección de la serrería y la educación de sus hijos.





La pequeña Edith escribió de sí misma que ella de niña era muy sensible, dinámica, nerviosa e irascible, pero que a los siete años ya empezó en ella a madurar un temperamento reflexivo.


En 1913 ingresó en la universidad de Gottingen y se dedicó al estudio de la fenomenología. Aquelío era su vida: sus libros, sus compañeros, y, sobre todo, el célebre profesor E. Husserl. Durante este tiempo llega a un ateísmo casi total.
Estalla en 1914 la primera Guerra Mundial y Edith trabaja como enfermera en un hospital de cuatro mil camas. A esta obra se entrega de lleno.



El estudio de fenomenología hecho con seriedad le lleva al conocimiento profundo de la Iglesia católica y se bautiza el 1.1.1922. El Dios o el Absoluto llena toda su alma: "Cristo se elevó radiante ante mi mirada; Cristo en el misterio de la Cruz'. Su encuentro definitivo fue en 1921 leyendo la Autobiografía de Santa Teresa.
Al ser bautizada el 1.1.1922 recibió el nombre de Teresa Edwig.
A sus 42 años, el 15.4.1934, fiesta del Buen Pastor, viste el hábito carmelita en el convento de Colonia.



Su familia rompe con ella. El 21.4.1935, domingo de Pascua de Resurrección, emite sus votos religiosos y tres años después, aquel mismo día, sus votos perpetuos. Su vida será ya una "Cruz" convertida en "Pascua".



Pronto se enrarece la atmósfera en Alemania. Los nazis odian al pueblo judío. Ella presagia la suerte que le espera. Quieren salvarla haciendo que huya a Holanda.



El 22.8.1942 miembros de las SS se presentan en el convento y apresan a Sor Bendicta y a Su hermana Rosa.



Después de varios tormentos, el 9.8.1942, en el horno de gas del "infierno de Auschwitz", moría la mártir de la Cruz, Sor Bendicta.
Fue beatificada el 1.5.1987 en Colonia. Su fiesta se celebra el 9 de agosto.



Su espiritualidad

Además de en su vida siempre auténtica y generosa, tanto cuando era creyente y practicante judía como cuando se alejó de la fe, y, sobre todo, cuando se convirtió después y abrazó la vida del Carmelo su espiritualidad se manifiesta, sobre todo, en sus maravillosos y profundos escritos. Estos son los principales: Ser infinito y eterno; La ciencia de la Cruz; Caminos para el conocimiento de Dios; Teresa de Jesús; El Misterio de Navidad; Las Bodas del cordero; La oración de la Iglesia; Ave Crux... Todas ellas arrancan del primer encuentro que tuvo con Cristo.


Amó muchísimo al Carmelo y a la Madre del Carmelo. Escribió sobre su vocación cosas preciosas...


Alguien ha escrito de la misión de Edith Stein:
"Su figura, su oración y su trabajo, su silencio y su pasión, su postrera marcha hacia el oriente, no desaparecerán fácilmente de la memoria de las generaciones venideras, irradiando siempre espíritu de fortaleza y despertando anhelos por ahondar en la fe, en la esperanza y en el amor".

Su mensaje


que procuremos vivir con intensidad la sinceridad y honradez.

que estemos dispuestos a oír la voz del Señor aunque haga cambiar nuestra vida.

que nos enamoremos de la cruz como medio de salvación.

que seamos fieles hasta el final aunque sea con el martirio.

Su oración



Señor, Dios de nuestros padres en la fe, infúndenos copiosamente la ciencia de la cruz, con la que enriqueciste de modo admirable a la Beata Teresa Benedicta en la hora del martirio; concedernos, por su intercesión, buscarte sin descanso a ti que eres la suma de la Verdad, y mantener con lealtad hasta la muerte la alianza eterna de amor, sellada con la sangre de tu Hijo para la salvación de todos los hombres. Amén.


PARA CONOCERLA MEJOR

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

Etiquetas

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

VIRGEN CON CUATRO SANTOS

VIRGEN CON CUATRO SANTOS
Como el océano recibe todas las aguas, así María recibe todas las gracias. Como todos los ríos se precipitan en el mar, así las gracias que tuvieron los ángeles, los patriarcas, los profetas, los apóstoles, los mártires, los confesores y las vírgenes se reunieron en María

Archivo del blog