TODOS LOS SANTOS

martes, 29 de julio de 2008

SANTA MARTA VIRGEN



Santa Marta, la hermana de María y de Lázaro, es un figura muy entrañable. Vivían los tres en Betania y los tres eran muy amigos de Jesús. Era una respuesta a su amor, pues "Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro".


¡Betania! Betania es sinónimo de amistad, hospitalidad y delicadeza. Aquí, pasaba Jesús horas de alivio y de intimidad. Aquí encontraba Jesús un amigo, unas manos que le servían con cariño y unos oídos dóciles y enamorados. Al final, cuando acababan las duras jornadas de Jerusalén, Betania será para Jesús el lugar preferido de descanso para su corazón.



Marta y María protagonizan en Betania tres hermosos encuentros con Jesús. "Llegó Jesús a Betania y Marta lo recibió en su casa". Marta parece la hermana mayor, el ama de casa. Recibió a Jesús con gozo. Había que tratarle como se merecía. Todo era poco para obsequiar a Huésped tan querido. Estaba un poco nerviosa. Marta es delicada, solícita y activa.



Marta se queja a Jesús de que María, por escucharle mejor, la ha dejado sola en el servicio. Jesús le contesta que no se inquiete, que no se impaciente, que lo principal es la amistad, estar juntos, pues no son necesarias tantas cosas. Y Jesús hace el elogio de la actitud de María.



Es el Nada te turbe, Sólo Dios basta, de Santa Teresa. Pero la Santa dice también: Si Marta hubiera tomado la actitud de María ¿quién hubiera servido al divino Huésped? Ciertamente. Podemos pensar que si María se hubiera quejado del trajín de Marta, quizá Jesús le hubiera dicho que alguien había de preocuparse de lo que hacía Marta con tanto esmero y cariño, y era precisamente lo que le permitía a ella estar sentada.



El segundo episodio sucede cuando la muerte de Lázaro. Las hermanas avisan a Jesús que Lázaro, su amigo, está enfermo. Cuando Jesús llega, Lázaro ya había muerto. Marta, en cuanto oyó que Jesús llegaba, le salió al encuentro. María, de momento, se quedó sentada en casa. María, la adoratriz. Marta le dijo que Jesús la llamaba, y entonces se levantó y fue a Él.

Otra vez Marta, activa y solícita. Pero aquí ya no es sólo la mujer entendida en cocina y servicio. Ahora Marta sostiene con Jesús un diálogo de altura. Ha aprendido la lección, ya no está nerviosa. Lázaro resucitará, le dice Jesús. - Sí, ya sé que resucitará en el último día, dice Marta.



Entonces Jesús le regala, quizá la afirmación más fundamental que ha salido de su boca: "Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá". No hay sentencia mejor para el sepulcro de un cristiano -así lo hemos hecho los redactores de este Santoral para el de nuestros padres- en vez de tantas frases lacrimosas y hueras.

El tercer episodio fue seis días antes de la Pascua. Simón el Leproso daba un banquete en honor de Jesús, y estaban invitados sus amigos. Marta servía, Lázaro estaba a la mesa, y María con nardo legítimo ungió los pies de Jesús. Marta y María. Otra vez, cada una en su papel. La cocinera y la perfumista, dice donosamente San Francisco de Sales.



¿Cuál es más importante, la vida activa o la contemplativa? Santo Tomás se inclina por la vida mixta, que unifica las dos. Contemplativos en la acción, o "el desierto en la ciudad", como escribe Carretto.

Dice Dámaso Alonso: La veleta, la cigarra... Pero el molino, la hormiga... Muele pan, molino, muele. Trenza, veleta, poesía. Lo que Marta laboraba, se lo soñaba María. Dios, no es verdad, Dios no supo, cuál de las dos prefería. Porque Él era sólo el viento, que mueve y pasa y no mira.

SANTA MARTA RUEGA POR NOSOTROS

sábado, 26 de julio de 2008

SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA PADRES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN


Una antigua tradición, que arranca del siglo II, atribuye los nombres San Joaquín y Santa Ana a los padres de la Santísima Virgen María. El culto a santa Ana se introdujo ya en la Iglesia oriental en el siglo VI, y pasó a la occidental en el siglo X; el culto a san Joaquín es más reciente.

No conocemos de Joaquín y Ana con certeza mas que sus nombres y el hecho de que fueron los santos padres de la Madre de Dios. Lo que relatan sobre ellos los libros apócrifos no es todo confiable y es dificil distinguir lo cierto de la leyenda.


San Joaquín era venerado por los griegos desde muy temprano. En el Occidente su fiesta fue admitida al calendario mas tarde, algunas veces el 16 de septiembre, otras el 9 de diciembre. Julius II la puso en el 20 de marzo; mas tarde suprimida fue restaurada por Gregorio XV (1622). Clemente XII (1738) la fijó en el Domingo después de la Asunción. Con la reforma del calendario después del Concilio Vat II, San Joaquín se celebra junto con su esposa, Santa Ana, el 26 de Julio.
Veneración de Santa Ana hoy


Su imagen milagrosa es venerada en Notre Dame D'Auray, en la diócesis de Vannes. También en Canada, donde es la principal patrona de la provincia de Quebec, el santuario de Santa Ana de Beaupré es bien conocido. Santa Ana es patrona de las mujeres en parto. También es patrona de los mineros, Cristo siendo el oro y María la plata.


Las Reiquias de Santa Ana

Sus oraciones fueron escuchadas; un ángel visitó a Ana y le dijo: "Ana, el Señor ha mirado tus lágrimas; concebirás y darás a luz y el fruto de tu vientre será bendecido por todo el mundo".


El ángel hizo la misma promesa a Joaquín, quién volvió a donde su esposa. Ana dio a luz una hija a quien llamó Miriam (María). Esta historia se parece a la de la concepción de Samuel en las Sagradas Escrituras, cuya madre se llamaba también Ana (1 Re 1).

Según una tradición antigua, los padres de la Stma. Virgen, siendo Galileos, se mudaron a Jerusalén. Allí, según la misma tradición, nació y se crió la Virgen Santísima.



Allí también murieron estos venerables santos. Una iglesia, conocida en diferentes épocas como Santa María, Santa María ubi nata est, Santa María en Probatica, Santa Probatica y Santa Ana, fue construida en el siglo IV, posiblemente por Santa Elena (madre del emperador Constantino), sobre el lugar de la casa de San Joaquín y Ana. Sus tumbas fueron honradas hasta el final del siglo IX, cuando los invasores musulmanes la convirtieron en una escuela. La cripta, que originalmente contenía las santas tumbas, fue descubierta el 18 de marzo de 1889.

Oración

Glorioso San Joaquín,
me pongo bajo vuestra protección.
Ayúdame a imitar en todo a vuestra gloriosa hija,
La Santísima Virgen María, Madre de Dios y madre nuestra.
Que, imitándola a ella, llegue yo a conocer, amar y servir a Dios
con todo mi corazón hasta mi último suspiro.
Te lo pido por Jesucristo, Nuestro Señor.


Amén

martes, 22 de julio de 2008

SANTA MARÍA MAGDALENA RUEGA POR NOSOTROS



Santa María Magdalena 22 de julio.

María: "Preferida de Dios"Magdalena: Se deriva de Magdala, población situada sobre la orilla occidental del mar de Galilea, al norte de la ciudad de Tiberíades, o de expresión del Talmud que significa "rizar pelo de mujer", en referencia a las adúlteras. «La historia de María de Magdala recuerda a todos una verdad fundamental: discípulo de Cristo es quien, en la experiencia de la debilidad humana, ha tenido la humildad de pedirle ayuda, ha sido curado por él, y le ha seguido de cerca, convirtiéndose en testigo de la potencia de su amor misericordioso, que es más fuerte que el pecado y la muerte». -Benedicto XVI, 23 Julio, 2006

Formó parte de los discípulos de Cristo, estuvo presente en el momento de su muerte y, en la madrugada del día de Pascua, tuvo el privilegio de ser la primera en ver al Redentor resucitado de entre los muertos (Mc 16, 9)

Fue sobre todo durante el siglo XII cuando su culto se difundió en la Iglesia occidental.



La historia de María Magdalena es una de las más conmovedoras del Evangelio y también de las más enigmáticas. Se debate si la mujer que relatan varios pasajes del Evangelio es una o tres mujeres:



1- La pecadora que unge los pies del Señor.

(Lc., VII, 37-50).2- María Magdalena, la posesa liberada por Jesús, que se integró a las mujeres que le asistían (Lc. VIII; Jn XX, 10-18)

Hasta la crucifixión y resurrección. 3- María de Betania, la hermana de Lázaro y Marta. (Lc., X, 38-42).



¿Quién estuvo en el Calvario acompañando a María, la Madre del Señor?
La pecadora qué se arrepintió y se enamoro

de Cristo Crucificado.

Nos ha dejado El Señor un gran alivio para acudir a ÉL, a pesar de nuestras miserias, intercede por nosotros Santa María Magdalena, y enseñanos a imitarte, en el Amor que le tienes a Jesús nuestro salvador.




Subiste al Calvario
Hechizada de amor
Subiste al Calvario
Llena de dolor.

María magdalena
Qué gran lección
Acompañaste a la Madre
En la prueba mayor.

En bebida en tu dolor
No conociste al señor
Cuan grande fue tu amor
Que todo te lo perdono.

Intercede por este pobre pecador
Que sabe que ha pecado y pide perdón
Jesús, lo que le pidas, no te lo va a negar.
Eres el consuelo a nuestra pobre humanidad.


Autora: Mercedes Ramos.


COFRADÍA DE MARÍA MAGDALENA
LOGROÑO LA RIOJA
Fundada en 1979, con sede canónica en la Con catedral de Santa María La Redonda, de Logroño. Su titular va acompañado de "penitentas".

Hábito: Túnica y capuz color gris claro. Cíngulo, corona y capa de color negro.

Paso: La Magdalena.

sábado, 19 de julio de 2008

MADRE TERESA DEL SAGRADO CORAZÓN

Le ruego a la Madre Teresa del Sagrado Corazón.
Qué interceda por mi ante El Sagrado Corazón de Jesús.
que me santifique a través de la comunión de cada día. Pedírselo Madre Teresa, y por mis hijos y nieto, y a la Santísima Virgen: que no deje de acompañarme todos los días. Y también a mi Ángel de la Guarda, que siempre lo tengo presente, quiero qué llegue a estar orgulloso de mí, a pesar de mi miseria, deseo que presente buenas Obras para el Señor Misericordioso, que tanto venero.



113 aniversario de la toma de hábito de Madre Teresa del Sagrado Corazón en la nunciatura de París

13/06/18905-13/06/2008

Grande, extraordinaria, aparece en la historia de la Iglesia la figura de aquella mujer llamada Rosa Mercedes de Castañeda y Coello, más conocida por el nombre de Madre Teresa del Sagrado Corazón.
No escribimos ahora de su espiritualidad como Fundadora de las Religiosas Reparadoras del Sagrado Corazón, ni de su admirable apostolado que cristalizó en las dos dimensiones de su existencia: acción y contemplación. Nos referimos a un tema que pueda parecer prosaico y de poca actualidad: el hábito que llevó como signo de su consagración y que legó, como distintivo, a sus hijas.
Rosa Mercedes, nacida en el seno de una noble familia entroncada con los ilustres linajes de Castilla y Portugal, mostró siempre un aspecto alegre, elegante en la sencillez, digno en la apariencia externa, que se manifestaba en el vestido, a tono con la propia familia y la moda femenina de su época.

Sin embargo, a los doce años, afectada por la llamada “fiebre amarilla”, llegó al dintel de una muerte próxima, de la que se libró por intercesión de Nuestra Señora, a la que su madre invocó bajo el título del Carmen, sugiriendo a la adolescente vestir como gratitud el hábito Carmelitano. Así se hizo, recibiéndolo de manos de padre Pedro Gual, director espiritual de la familia.

“Sed, hija mía, mortificada como santa Rosa de Lima, amante de Jesús como santa Teresa, humilde y recogida como santa Clara”.
Aquel sencillo hábito marca un punto de arranque en la vida de Rosa Mercedes. “El hábito no hace al monje, pero ayuda a serlo”, dice un adagio castellano. Allí comenzó el sendero de su entrega sin condiciones al Señor.


La vida de Madre Teresa está, por disposición divina, jalonada de sucesivas tomas de hábito. Primero la estameña tosca y pobre de las Clarisas Capuchinas, en Lima, año 1878. Más tarde, en el Noviciado de la Sagrada familia, en París 31 de mayo de 1881. Finalmente de modo definitivo, el hábito de la nueva fundación de las Reparadoras que le impone monseñor Ferrata en 1895.

Vedla arrodillada en adoración ante la Custodia Eucarística, revestida con el santo hábito que luego será familiar en todas las casas de la Congregación. Es una fotocopia ampliamente difundida. “Me despojé de todo…; ¡las modas son extravagantes! escribió en su diario espiritual. Madre Teresa va a ser reconocida, en adelante, según este diseño: Una túnica negra con mangas largas, un escapulario que baja casi hasta debajo de la túnica y, sobre él, un escudo bordado con la imagen del Corazón a la altura del pecho. Pende a la derecha de la cintura el cordón de san Francisco de Asís, a la izquierda un rosario, un crucifijo cogido a la cintura del cordón y una cruz colgada del cuello con un cordoncito. Completa el atuendo un largo velo negro y una toca o cofia blanca encañonada.

Así vestirán sus hijas durante mucho tiempo. Hasta que por voluntad de Madre Teresa del Sagrado Corazón el Instituto Reparador es agregado a la Orden Agustiniana, en 1931; cambia el cordón blanco por una correa negra.
La reforma última del santo hábito.- Una de las novedades más importantes del Concilio Vaticano II es haber desarrollado la relación de la vida religiosa con el mundo. Estar en el mundo sin ser del mundo. Como la Iglesia, que está en el mundo sin ser de él, su vida no se desarrolla en el espesor temporal del mundo.

De ahí la perpetua y continua tensión de la vida consagrada. En un sentido vive fuera del mundo, en otro sentido tiene que estar en él. En este tema de las relaciones de la vida religiosa con el mundo entra también la modificación de los hábitos.

Ya Pío XII, en 1951, lo había insinuado a las religiosas de enseñanza;

Juan XXIII volvió a señalarlo al convocar el Concilio.

Fue el cardenal Suenens quien destacó la importancia de este asunto, para evitar toda impresión de anacronismo.

Muchas razones prácticas aconsejaban la simplificación: tiempo, higiene, funcionalidad. El tiempo se refería al que se hacía perder para su hechura y conservación. Además la forma de vestir es la expresión sensible del modo de presentarse ante los demás y la condición social de la persona.

Se precisa un signo de consagración. Un hábito sencillo, modesto, austero. Un vestido que con su modestia y sobriedad expresa la condición de una persona consagrada a Dios, al servicio del Reino, al margen de los caprichos y de las veleidades de la moda.


Maravillosamente lo expresaba ya san Agustín en su Regla (Cap V, Nº 30 ) Que el santo hábito del corazón, tenga más interés que el hábito que cubre el cuerpo.


Las Religiosas Reparadoras agradarán siempre a la madre Iglesia, sí, como señalan las actuales Constituciones, Nº 128 mantienen su hábito como signo de consagración y testimonio de pobreza.

jueves, 17 de julio de 2008

BEATAS MÁRTIRES DE COMPIEGNE, vírgenes ( + 1794)





Conocemos a este ramillete de carmelitas contemplativas mártires como las DIECISÉIS CARMELITAS MÁRTIRES DE COMPIEGNE (Francia).Este Monasterio fue fundado el 1641 y pronto comenzó a llamar la atención de todos aquellos alrededores por la observancia regular y almas santas que allí abrazaban la vida carmelita contemplativa siguiendo el ejemplo de su santa Madre Teresa de Jesús. Al estallar la Revolución francesa casi todas las religiosas de la nación se vieron obligadas a abandonar sus hábitos religiosos. Pero las 16 que formaban esta fervorosa comunidad, de común acuerdo, decidieron seguir vestidas con aquel signo de consagración a Dios y de testimonio ante los hombres.


La Madre Priora era la Madre Teresa de San Agustín. Cuando el 1792 los disturbios por las calles aumentaban y amenazaba una hecatombe, todas las religiosas carmelitas de la comunidad, por inspiración de la Madre Priora, se ofrecieron al Señor en holocausto "para aplacar la cólera de Dios y para que la paz divina, traída al mundo por su amado Hijo, fuese devuelta a la Iglesia y al Estado".
Cada día repetían este generoso y heroico acto de consagración al martirio. El gozo les inundaba por dentro y por fuera. Redoblaron su vida de oración y mortificación.
El día 14 de septiembre de 1792 fueron arrojadas de su Monasterio y se dividieron en cuatro grupos por distintas casas de Compiegne, pero siempre unidas en la fraternidad y en el género de vida que procuraban llevar como en el convento y bajo la vigilancia solícita y maternal de la Madre Priora, Teresa de San Agustín.
El Comité revolucionario dio con su paradero y a pesar de que sus vidas no tenían trascendencia externa, porque se dedicaban sólo a rezar y a hacer el bien, nada de política ni otra misión que podía perturbar el orden, las apresó y encerró el día 24 de junio de 1794 en lo que fuera Monasterio de la Visitación, Sainte-Marie, convertido ahora en cárcel.
Desde Compiegne las dieciséis carmelitas fueron conducidas a París a donde llegaron el día 13 de julio. Fueron encerradas en la cárcel de Conciergerie, que estaba abarrotada de sacerdotes, religiosos y religiosas, condenados a muerte.



La llegada de las carmelitas fue como un maravilloso bálsamo de paz y alegría ya que ellas, con su ejemplo, serenidad y alegría ponían ánimos en aquellos amedrentados espíritus. Sería largo detallar las maravillas que aquellas valientes carmelitas realizaron durante aquel mes en la cárcel: cantaban, rezaban, ayudaban, vivían alegres y animaban a los más pusilánimes a confiar en el Señor y a prepararse para el holocausto.
Por fin, el 17 de julio, en un juicio en el que demostraron cuánta era su fe y su heroísmo... fueron condenadas a muerte, a la guillotina, por su "fanatismo", por su amor a Dios y a la Virgen... Mientras eran conducidas a la guillotina iban cantando el Miserere, la Salve, el Te Deum...



Y al llegar al pie de la guillotina, una por una renovaba su profesión ante la M. Priora y cantando el Veni Creator... subían a ser decapitadas... La última fue la misma Madre Priora quien tan bien había infundido el amor a Dios y el valor cristiano a todas sus hijas. Era el 17 de julio de 1794. Fueron beatificadas por el Papa San Pío X el 1906. De todos es conocida la obra de Bernanos: Diálogos de Carmelitas...


jueves, 10 de julio de 2008

SAN CRISTÓBAL


El patronazgo de San Cristóbal sobre el Cuerpo de Automovilismo del Ejército, se remonta al Diario Oficial de 29 de Febrero de 1944 y en el que se contempla como fecha de celebración del citado patrón el 10 de Julio.
Nos remontamos al siglo III de nuestra época, y nos encontramos con un joven soldado romano procedente de Canaán y de nombre, deseablemente Réprobo. Según la tradición este soldado combatió brillantemente contra los persas en tiempos de Gordiano y se trataba de un soldado de gran estatura y excepcional fuerza.
el citado soldado se convirtió al cristianismo y fue bautizado en Antioquía.
Comenzó a predicar por las zonas de Licia y Samos, donde se hizo muy popular y consiguió multitud de seguidores y conversos a la fe cristiana.
Al aumentar su fama y viendo en él un grave riesgo, fue ordenado encarcelar por el rey Dagón, que estaba a las órdenes del entonces emperador de Decio, por aquellos tiempos emperador de Roma.
Los intentos por parte de Dagón para que renunciara a su fe cristiana fueron tan numerosos como infructuosos.
El rey Dagón le envió dos cortesanas,de nombres Niceta y Aquilina, para seducirlo pero cual fe su sorpresa cuando observó que Cristóbal las convirtió al cristianismo por lo que fueron condenadas a muerte y lo hicieron en el martirio.
Posteriormente se realizaron numerosos intentos de tortura, resistidos por el Santo con gran templanza, por lo que Dagón ordenó que fuera asaeteado con numerosas flechas y posteriormente degollado y decapitado por el verdugo.
Según Gualterio de Espira, la nación Siria y el mismo Dagón se convirtieron a Cristo posteriormente.
Desde el siglo V comienzan los cultos a tan destacado Santo que recibió el nombre de Cristóbal, que procede del vocablo " Cristóforo " y que significa " Conductor de Cristo ".

Cuenta la leyenda que el joven y fornido Réprobo, un hombre muy apuesto de estatura colosal y tan orgulloso que no se conformaba con servir a amos que no fueran dignos de él, se encontraba al servicio de poderoso Rey, dominador de todos los territorios conocidos.
Creíale Réprobo, al citado rey, la persona de mayor valor y poder de la Tierra, hasta que un día al mencionarle el nombre de Satanás, vio como al rey se le tornó el gesto, comenzó a titubear y temblar y le entró un extraño miedo. Viendo lo acontecido, el joven soldado pensó que su rey era débil, no digno de su servicio y que debía haber algo en el citado Satanás, que le hacía más fuerte y poderoso.
Réprobo decidido a ponerse al servicio del diablo, verdadero príncipe de este mundo, y buscando a un brujo que se lo presentara. En el camino el brujo pasa junto a una Cruz situado al borde de un vado de un río, y temblando la evita. Réprobo le pregunta entonces si temía a las cruces y le contesta que no, que le temía a quién había muerto en la Cruz, un tal Jesucristo. Réprobo le pregunta entonces si Satanás temía también a Jesucristo, y el brujo le contesta que " Satanás tiembla a la sola mención de una Cruz donde murió Jesucristo.
Cómo fue su conversión.
Cuenta una leyenda que pasó un monje por el lugar y le dijo a Réprobo que la Cruz representaba al Ser más poderoso del Mundo, al Salvador de todos los hombres. Al oír ésto el joven guerrero se puso al servicio de tan poderoso personaje y aconsejado por el monje, se dedicó a cruzar sobre sus hombros a todos los viajeros de una orilla a otra del río.


Un día un niño pidió a Réprobo que le cruzara a la otra orilla. El santo coge al niño sobre sus hombros y al llegar a la mitad del río no puede seguir de tanto como le pesaba y solo con grandes esfuerzos consigue llegar a la otra orilla.
Réprobo pregunta al niño;"¿Quién eres, niño, que me pesabas tanto que parecía que transportaba el mundo entero? y el niño le contesta; " Tienes razón, peso más que el mundo entero, pues soy el Creador del Mundo. Yo soy Cristo, me buscabas y me has encontrado. Desde ahora te llamarás Cristóforo, Cristóbal, el portador de Cristo. A cualquiera que ayudes a pasar el río, me ayudas a mí ".

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

Etiquetas

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

VIRGEN CON CUATRO SANTOS

VIRGEN CON CUATRO SANTOS
Como el océano recibe todas las aguas, así María recibe todas las gracias. Como todos los ríos se precipitan en el mar, así las gracias que tuvieron los ángeles, los patriarcas, los profetas, los apóstoles, los mártires, los confesores y las vírgenes se reunieron en María

Archivo del blog