TODOS LOS SANTOS

jueves, 8 de octubre de 2009

BENEDICTO XVI EL DOMINGO 11 DE OCTUBRE EN LA PLAZA DE SAN PEDRO CANONIZARÁ AL PADRE DAMIÁN DE VEUSTER

EUROPA/BÉLGICA- “Padre Damián”, el misionero pionero de la promoción integral de los enfermos de lepra, será canonizado el Domingo 11 de octubre
Roma (Agencia Fides) – El misionero padre Damián de Veuster (1840/1889) de la Congregación de los Sagrados Corazones (Picpus), proclamado Beato por Juan Pablo II en Bruselas (Bélgica) el 4 de junio de 1995, será canonizado por Benedicto XVI el Domingo 11 de octubre en plaza San Pedro. El padre Damián de Veuster es conocido universalmente como “el apóstol de los leprosos”, por haber escogido permanecer, sólo, entre los leprosos de la isla de Molokai, hasta contraer la enfermedad. Su testimonio heroico despertó la opinión pública acerca del problema de los enfermos de lepra y sobre su marginación.
El mismo año de su muerte se fundó en Londres una Asociación para la lucha contra la lepra, a la que siguieron en el tiempo otras iniciativas y asociaciones, como la de los “Amigos del padre Damián”. En 1954 Raoul Follereau, movido por el testimonio de padre Damián, promovió la anual “Jornada mundial de los enfermos de lepra”.
Como afirmó Juan Pablo II en la homilía de la Misa para la Beatificación, “el padre Damián ha vivido una forma particular de santidad a lo largo de su ministerio: era al mismo tiempo sacerdote, religioso y misionero. A través de estas tres cualidades él reveló el rostro de Cristo, indicando el camino de la salvación, enseñando el Evangelio y siendo un incansable agente de desarrollo. Organizó la vida religiosa, social y fraterna de Molokai,
isla marginada por la sociedad en esa época, con él cada uno tenía su lugar, cada uno era reconocido y amado por sus hermanos... Cuando Damián se encontraba entre los enfermos, podía pronunciar en su corazón estas palabras: ‘Nuestro Señor me dará la gracia necesaria para cargar mi cruz siguiéndolo hasta nuestro Gólgota especial de Kalakao’. La certeza de que cuentan sólo el amor y el don de sí mismo lo alentaba y lo hacía feliz. El apóstol de los leprosos es un ejemplo luminoso de que el amor de Dios no aleja del mundo, sino que por el contrario el amor de Cristo lleva a amar a los propios hermanos hasta dar la propia vida por ellos”. Con ocasión de la canonización de P. Damián, el Superior general de la Congregación de los Sagrados Corazones y la Superiora general de las Hermanas de los Sagrados Corazones, han publicado una carta en la que recuerdan que “Damián es un hermano universal, modelo de la humanidad, apóstol de los leprosos, héroe de la caridad, inspiración para todo ser humano que sienta el llamado a servir a los excluidos y olvidados, orgullo de los belgas y de los hawaianos, gloria de la Iglesia toda”.
La Iglesia católica administra actualmente en el mundo 521 leprosarios, divididos en el siguiente modo: 186 en África, 38 en América, 293 en Asia, 3 en Europa, 1 en Oceanía (fuente Anuario Estadístico de la Iglesia). (SL) (Agencia Fides 7/10/2009; líneas 31, palabras 469)

EUROPA/BÉLGICA - El p. Damián de Veuster: biografía
Roma (Agencia Fides) – José (más tarde p. Damián) de Veuster nació el 3 de enero de 1840 en Tremelo, diócesis de Malines (Bélgica). Educado cristianamente por sus padres, realizó la escuela primaria en Wechter y luego cuatro años de trabajo en la empresa agrícola familiar. En enero de 1859 siguió a su hermano Augusto (más tarde p. Pánfilo) a la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María, en Lovaina. Aún no habiendo seguido los cursos normales de formación para el sacerdocio, los Superiores le permitieron llevar los estudios superiores, pues lo consideraban dotado intelectualmente.

Realizó el noviciado en Lovaina y en París, pero luego de dos años se sintió inesperadamente orientado hacia la misión en Oceanía. El 7 de octubre de 1860 emitió sus votos perpetuos en la Congregación y luego de un año de estudio de la filosofía en París, regresó a Lovaina para sus estudios de Teología. Su hermano, que había sido destinado como misionero a las islas de Hawai, se enfermó y el p. Damián se ofreció a tomar su puesto en la expedición. Se embarcó el 9 de noviembre de 1863, llegó a Honolulú el 19 de marzo de 1864, y allí fue ordenado subdiácono, diácono y luego sacerdote el 21 de mayo de 1864. Ejercitó su ministerio durante 9 años en la gran isla de Hawai.
Respondiendo a un llamado del Obispo, quien pedía a algunos sacerdotes realizar por turnos el ministerio pastoral entre los leprosos de Molokai, el p. Damián se ofreció como voluntario para consagrar su vida entera a los enfermos de lepra marginados por la sociedad y reducidos a condiciones de sufrimiento extremo, espiritual y material.

El p. Damián desembarcó en la isla de Molokai el 10 de marzo de 1873. “Deseo sacrificarme por los pobres leprosos” escribió a su Superior provincial, y eligió permanecer solo entre los enfermos de lepra compartiendo sus miserias y sufrimientos, hasta contraer él mismo la terrible enfermedad. Al término de su vida como misionero al servicio de los leprosos escribió una carta a su hermano Pánfilo: “Soy el misionero más feliz del mundo…”. Luego de haber transformado un campo de dolor en una comunidad fraterna, murió en Molokai, víctima de la lepra, el 15 de abril de 1889.
En 1936, el cuerpo del p. Damián fue traído de vuelta a Bélgica, donde tuvo un funeral solemne de Estado, y fue colocado en Lovaina, en la Iglesia de los padres de los Sagrados Corazones. (SL) (Agencia Fides 7/10/2009)

No hay comentarios:

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

Etiquetas

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

VIRGEN CON CUATRO SANTOS

VIRGEN CON CUATRO SANTOS
Como el océano recibe todas las aguas, así María recibe todas las gracias. Como todos los ríos se precipitan en el mar, así las gracias que tuvieron los ángeles, los patriarcas, los profetas, los apóstoles, los mártires, los confesores y las vírgenes se reunieron en María

Archivo del blog