TODOS LOS SANTOS

viernes, 14 de diciembre de 2007

SAN JUAN DE LA CUZ


Dios, Padre nuestro, que hiciste a tu presbítero san Juan de la Cruz modelo perfecto de negación de sí mismo y de amor a la cruz, ayúdanos a imitar su vida en la tierra para llegar a gozar de tu gloria en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.


Nace en Fontiveros (Ávila-España) en 1542. De niño, al quedar huérfano de padre, se gana la vida con servicios varios en un hospital. A 21 años viste el hábito carmelita en Medina, el año 1563. Estudia filosofía y teología en Salamanca y se ordena sacerdote en 1567. El mismo año se encuentra con Teresa de Ávila, la reformadora de las carmelitas, que lo convence a iniciar también él la reforma de los carmelitas, proyecto que le gana persecuciones y la prisión. Humillado y marginado, pero lleno de una alegría que nada ni nadie le puede arrebatar, pasa al gozo eterno el 14 de diciembre de 1591 en /beda, a 49 años. Son célebres sus pensamientos: “En el atardecer de tu vida serás examinado sobre el amor”, “Donde no hay amor, siembra amor y recogerás amor”. Nos ha dejado tres magníficas obras sobre su extraordinaria experiencia mística: Cántico Espiritual, Comentarios al Cántico Espiritual y Subida al Monte Carmelo, La llama de amor viva. Es patrono de los místicos y de los poetas.

San Juan de la Cruz, nos ha dejado una gran síntesis de espiritualidad, ciencia, y de experiencia mística cristiana.

“Gocémonos, Amado,
y vámonos a ver en tu hermosura,
al monte y al collado
do mana el agua pura.
Entremos más adentro en la espesura”

¡Cuán manso y amoroso recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras! Y en tu aspirar sabroso de bien y gloria lleno ¡cuán delicadamente me enamoras!

San Juan de la Cruz.

No hay comentarios:

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO

Etiquetas

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

TÚ TAMBIEN PUEDES SER SANTO.

VIRGEN CON CUATRO SANTOS

VIRGEN CON CUATRO SANTOS
Como el océano recibe todas las aguas, así María recibe todas las gracias. Como todos los ríos se precipitan en el mar, así las gracias que tuvieron los ángeles, los patriarcas, los profetas, los apóstoles, los mártires, los confesores y las vírgenes se reunieron en María

Archivo del blog